domingo, 21 de marzo de 2021

ENTREVISTAMOS a: mi padre

¿¡CÓMO HEMOS CAMBIADO!? 

                                                     

 En este puente de San José, en el que hemos celebrado el DÍA DEL PADRE, destacamos una interesante charla que MANUELA CARNERO  ARAQUE, de 1º ESO B le hace a Andrés, su padre, dentro de una serie de entrevistas que los alumnos han hecho o harán a sus padres, abuelos o familiares... En ellas se pretende recordar cómo era el instituto en otros tiempos o qué significaba tener 13 años...antes y ahora.

Hola, soy Manuela, y hoy voy a entrevistar a mi padre, Andrés, sobre su paso por el instituto.
-          Hola, papá. Para empezar, ¿Cuántos años estuviste estudiando en el instituto?

-          Bueno, yo nací en el 63 y entré en el instituto en 1977. Es decir, nosotros entramos en el instituto con 14 años, a diferencia de ahora que entráis con 12 años. Antes la educación primaria duraba 8 cursos, que se llamaba Educación General Básica y a los 14 años entrábamos al instituto. Cursábamos tres años de bachiller y luego un curso de orientación universitaria. En total, 12 años; que es lo mismo que hacéis ahora, pero distribuido de manera distinta, pero entrábamos con dos años más al instituto.

 -          Y tú, papá, ¿ qué recuerdos tienes de aquella época?

-          Hombre, tengo muy buenos recuerdos, porque con 14 años tengo que decir que era una vida divertida. Siempre pensábamos en salir, en ligar con chicas, en divertirnos y, bueno, igual que ahora. Y también había que hacer deberes, pero recuerdo que los deberes los hacíamos nosotros y no teníamos tanta supervisión como tengo la sensación de que tenemos ahora nosotros con vosotros. En mi caso particular, que éramos una familia numerosa con ocho hermanos, pues allí cada uno hacía los suyos y yo jamás recuerdo a mis padres vigilando si los habíamos hecho o no. Pero, en fin, fue una etapa divertida y, además, me acuerdo porque fueron unos años para la historia de España muy importantes, porque eran los primeros años de la democracia. Y recuerdo que entre los chavales nos gustaba hablar mucho de política aunque no teníamos ni idea de lo que decíamos, pero sí que estábamos todo el día hablando de eso.

-          ¿Y qué diferencias fundamentales ves entre los métodos de enseñanza de entonces y los ahora?

-          Bueno, sobre todo, la diferencia está en los medios de los que disfrutáis ahora. Ahora tenéis unos medios que son inabarcables. Podéis tener acceso a toda la información que hay gracias a Internet y a las redes sociales. Antes era todo mucho más artesanal. Teníamos nuestro libro de texto, teníamos la pizarra y la tiza. Y si nos mandaban algún trabajo, nos íbamos a la biblioteca o a la enciclopedia que tuviéramos en casa y allí copiábamos lo que nos convenía. En el fondo hacíamos un corta y pega. Lo mismo que vosotros hacéis con la Wikipedia, nosotros lo hacíamos con la enciclopedia Espasa. Pero, básicamente, venía a ser lo mismo.

-          Entonces, ¿crees que ha cambiado tanto el instituto de ahora con respecto al de antes?

-          Hombre, cambiar, claro que ha cambiado. Ha cambiado la propia organización del instituto, la participación de las familias, la relación de los alumnos y de los profesores, claro. Ahora, lo que son los contenidos que se aprenden, básicamente, veo que son los mismos que estudiaba yo y, quizás, también, sustentado en la capacidad memorística del alumno. Echo en falta un poco de creatividad. En ese aspecto la educación está un poco anclada en el pasado.

-          Bueno, Papá. Muchas gracias por la entrevista.

-          De nada. Ha sido un placer.  







No hay comentarios:

Publicar un comentario