viernes, 6 de marzo de 2020

IV NosotrAs contAmos: descubre a...

OCHO MUJERES ESCRITORAS (últimas autoras: 7ª y 8ª )

Por Alejandra Moral Alarcón  (2º de ESO)  y  Laura Molina Campoy  (1º de Bachillerato)

7ª AUTORA           

Personalmente, si de todas estas mujeres solo me pudiera quedar con una, probablemente elegiría a esta, de la que voy a hablar ahora. Si Shakespeare es el grande en la literatura anglosajona clásica, Jane Austen es la grande. Y es que ambos escritores tienen algo en común, como bien decía Virginia Woolf: su forma tan fluida de escribir sabiendo dejar de lado sus problemas personales. 

Su vida fue algo triste, si la analizamos. Nació en el siglo XVIII, nunca se casó ni tuvo hijos. Desde muy pequeña escribía, y tras mucho trabajo y decepción, sus libros empezaron a tener éxito y ella pudo dejar de usar seudónimos masculinos en sus libros, siendo conocida ella con su nombre y rostro como la auténtica autora de sus novelas. Cuando parecía que iba a tener una auténtica independencia económica con el libro de Emma, tuvo un gran chasco y  empezó a enfermar. Murió muy joven. Hubo principalmente dos cosas que la caracterizaron como escritora: una ironía súper ácida y tendencia al sarcasmo, sobre todo para criticar la sociedad, algo nada habitual en mujeres. Lo otro que la caracterizaba eran unos personajes redondos, muy profundos y con evolución personal; en personajes femeninos esto era muy poco habitual en la época, pues solían ser personajes planos.

Sentido y Sensibilidad es una de sus novelas más famosas, y narra la historia de dos hermanas muy distintas entre sí, Elinor y Marianne Dashwood, pero ambas muy fuertes. Con estas dos hermanas Jane Austen hace hincapié en las dos facetas humanas de cada persona, la pasional y la racional, representadas, respectivamente, por cada una de las hermanas.


Emma es un libro que no me extraña que no tuviera buena acogida en esa época, pues me parece que la sociedad no estaba preparada para lo que contaba la historia. Emma es una joven guapa, adinerada, inteligente y feliz que sabe que prácticamente tiene el mundo a sus pies y puede hacer lo que quiera. Lo que hace tan rompedora esta historia para la sociedad de entonces es que Emma tenía todas estas cosas con las que tenía una vida prácticamente perfecta. Lo único que supuestamente le faltaba era un marido; en cambio, ella no busca un marido y se la ve perfectamente plena y feliz sin él. En este sentido, darse cuenta de que una mujer podía ser perfectamente feliz sin un marido era un tema que debía ser tabú, ya que rompía con los esquemas que formaban los pilares de la sociedad de aquel entonces.
Y mi libro favorito de esta autora, el más famoso también, es Orgullo y Prejuicio. Tiene la protagonista más rompedora de todas, Elizabeth Bennet, y es que ella es muy inteligente e ingeniosa, y no le importa demostrarlo incluso corriendo el riesgo de parecer menos atractiva a ojos de la sociedad. Esta inteligencia suya a veces la hace hablar de más, usando esa afiliada lengua suya, por lo cual tiende a ser prejuiciosa en exceso; en esta historia, sobre todo lo es con el señor Darcy, un rico y apuesto aristócrata que es el orgullo en persona.

Lo que a este libro sin duda no le falta es una tremenda evolución de personajes, ya que son muy humanos, y como una persona real, cometen sus errores y hacen lo posible para repararlos, cambiando a lo largo de la historia.

 AUTORA

Novelista y académica de la lengua, ocupa un lugar preferente en la literatura infantil y juvenil española. Premio de Literatura Miguel de Cervantes. Formó parte de la generación de los “jóvenes asombrados”, nombre que ella misma acuñaría a los autores que reflejan la situación de la Guerra Civil en su infancia. 

Escribió cuentos desde que era una niña. Tras cursar bachillerato,estudió Música y Pintura, decantándose finalmente por la Literatura. Escribió su primera novela Pequeño teatro, que sería publicada 11 años más tarde y con la que lograría el Premio Planeta. El pequeño teatro trata de un teatro de títeres que son humildes muñecos movidos por la destreza de un anciano bondadoso... Con seres humanos que palpitan y bullen en la ciudad, dejando al descubierto sus propias miserias, sus inclinaciones, sus sentimientos, sus mezquindades, sus odios, sus reacciones... En torno a un adolescente desamparado se agitan las pasiones de seres cuyas ruindades fantochadas, hipocresía, ambición, crueldad y sueños engañosos adquieren, a lo largo de la narración y por la lograda delimitación de los personajes, caracteres de símbolos, aunque sin perder en ningún momento su condición humana. 
Un hálito poético, como corresponde a la fina sensibilidad de la autora, anima todas las páginas de esta interesante novela, galardonada con el Premio Planeta .
Falleció en 2014, a los 89


No hay comentarios:

Publicar un comentario