viernes, 22 de marzo de 2019



MUY MUY INTERESANTE

LA MALDICIÓN DE LA TUMBA DE TUTANKAMÓN


  

Por Rebeca López, Daniel Herrero, Mario Hortal y Javier Franco, de 1º E

¿Quieres saber quién fue el famoso Tutankamón? Pues lee estas líneas y lo descubrirás. Fue un famoso faraón del Antiguo Egipto, cuyo sarcófago fue encontrado a inicios del siglo XX, mientras se realizaban excavaciones en el Valle de los Reyes. Su nombre verdadero es Tut-anj-Atón. Tutankamón y tenía entre 8 y 9 años cuando empezó su reinado. Solo fue faraón durante una década, de 1333 al 1324 a. C., para morir con tan solo 19 años. Era hijo de Akenatón y de una reina, de la que se desconoce la identidad y a cuya momia los egiptólogos han denominado The young lady. Sobre la causa de su muerte, hay quien asegura que murió asesinado, pero otros señalan que fue por causas naturales. 

Pero si por algo es famoso este faraón es por su tumba. Fue descubierta en 1922 por Howard Carter bajo los restos de las viviendas de los trabajadores de la época. La tumba consta de cuatro salas y estaba llena de objetos, pero en desorden. Debido a su estado y al método meticuloso de estudio de Carter, se tardó ocho años en vaciarla y trasladar al Museo Egipcio de El Cairo. Sin duda, el objeto más conocido y valioso es la máscara funeraria de Tutankamón, de oro macizo.

Y su tumba no es solo famosa por sus grandes riquezas sino sobre todo por su maldición. Se desencadenó, especialmente, con la muerte de Lord Carnavon, que había pagado los gastos para que la tumba fuera descubierta. Murió de las fiebres provocadas por una picadura de mosquito, en una zona del cuerpo en la que, al parecer, Tutankamón tenía una herida. Y efectivamente, tiempo después se interpretó que varias muertes de personas que habían tenido que ver con el descubrimiento de la tumba se debían a una maldición, la maldición de la tumba de Tutankamón. Y es que, como recordó su descubridor, una inscripción en las paredes de la sala ya lo advertía. En ella se podía leer...“la muerte golpeará con su tridente a aquel que turbe el reposo del faraón."

 Y finalmente un dato curioso relacionado con esto. Se cuenta que el último hombre de la expedición que salió de la cueva se encontró con una tormenta de arena especialmente fuerte por esa zona y que después un halcón voló por encima de la tumba y se marchó en dirección oeste, justo donde según las creencias egipcias se hallaba el ”otro mundo". 









No hay comentarios:

Publicar un comentario