viernes, 22 de junio de 2018

FELICES VACACIONES DE VERANO 2018

FELICES VACACIONES DE VERANO 2018



Desde La Revista...
       
                                                 
                                             

RECOMENDACIONES 


MOMO

un clásico juvenil para este verano


     
     

                                       Por Sofía Fidela Romera Salinas, 2º C

A continuación, os voy a hablar de un libro de unas 300 páginas, cuyo autor es Michael Ende. Está publicado en varias editoriales como Santillana, pero mi edición fue publicada por Alfaguara en mayo del 2015, a pesar de que el libro se divulgó por primera vez en el 1973. Michael Ende, era un escritor alemán que nació en 1929. Se dedicaba sobre todo a escribir novelas de fantasía y de ficción para niños. Sus obras más conocidas, son Momo, La historia interminable, y Jim Botón y Lucas el maquinista.

Momo es una novela basada en hechos surrealistas, pero en el fondo es la realidad en la que vivimos, pintada con un poco de fantasía y color. Este libro puede ser leído por todas las edades, pero, opino que un público joven entre los 7 y los 14 años, son los que más y mejor disfrutarían del libro. No obstante, repito que Momo es divertido e interesante para todas las edades, ya que nos enseña una lección de vida: “nunca dejes que roben tu tiempo; ese tiempo es TU VIDA”. 

martes, 12 de junio de 2018

UNA HISTORIA LLENA DE ACERTIJOS ¿NECESITAS LEERLA OTRA VEZ?

RELATOS

Resultado de imagen de memoria

             UNA HISTORIA LLENA DE ACERTIJOS ¿NECESITAS LEERLA OTRA VEZ?
                                                                                Por Andrea Nicolás Ruiz (2º ESO D)

Podría escribir mil páginas y más para explicar y contar una sola historia de todas las que se me ocurren ahora mismo, pero como es un relato corto, intentaré que la historia que cuente también lo sea.
Supongo que os preguntaréis quién o qué soy. O a lo mejor no os importa quién sea o lo que sea, no lo sé. Os preguntéis lo que os preguntéis y os importe lo que os importe, voy a contar lo que yo considere, así que sigamos.
¿Por dónde iba? ¡Ah sí! ¿Qué o quién soy? Sinceramente, nunca me ha gustado revelar mi verdadera identidad y puede que no lo haga. Tendréis que quedaros para averiguarlo.
Bueno… ¿Qué os voy a contar…? ¿Una historia que tenga aventuras, ciencia ficción, fantasía, romance, amistad…? ¿ACERTIJOS? ¿Por qué no todo junto? Siempre me ha costado decidir. ¿Por qué elegir una cosa pudiendo elegirlo todo? Pues comencemos con la historia:

<< Érase una vez – sé que es un poco clásico – un “Metagolisco Rasatuven” muy feliz. Vivía en su lapicero favorito de la estantería y le gustaba mucho pintarse la cara, sobre todo de verde, lila y azul, los colores que menos le gustaban. – Y diréis ¿Los colores que “menos” le gustaban? Pues sí, porque todo el mundo sabe que a los “Metagoliscos Rasatuven” les encanta lo que odian. Bueno, más que todo el mundo, solo lo saben dos tipos de seres: los “anfatisianos”, los seres que habitan en “Anfatisa”; y los “anfatistas”, los que creen en “Anfatisa” pero no habitan en ella. – Este ser vivía en este lugar, una nación fantasiosa que una vez una niña se inventó y que desde entonces se halla en la mente de aquellos que creen en ella. “Anfatisa” era un sitio mágico, pero limitado a mentes abiertas e imaginativas, como lo era la de Elena. Lástima que yo no pudiese llegar a “verlo” con mis propios ojos. Siempre pensé que mi mente era imaginativa y abierta, pero al parecer aquel mundo se resistía a mi persona.