lunes, 12 de marzo de 2018

EXCURSIONES

Trayecto a la Biblioteca Regional




Los alumnos de los cursos 1 B y 1 E de la E.S.O del instituto La Flota fuimos a finales de febrero a la Biblioteca Regional. Salimos aproximadamente a las 9:20 de la mañana y nos dirigimos a nuestro destino. El trayecto duró quince minutos y a algunos de los alumnos se le hizo un poco largo, pero no fue en vano.
Cuando llegamos nos recibió con educación un responsable de la biblioteca y se nos explicaron las reglas que había que seguir para no molestar a las personas que habían allí: estar callados, escuchar, no hablar con los compañeros, no molestar al guía, no distraer a las personas que había allí y seguir las reglas que nos decía el guía. También nos enseñaron la web de la biblioteca, quienes trabajaban, las diversas partes de la biblioteca, cómo funcionaba el préstamo de libros y algunos de sus ejemplares más antiguos. Además nos contaron la historia sobre cómo aparecieron las primeras bibliotecas (sala nueva de cómics).
Transcurrida toda la visita nos despedimos del “guía” educadamente y a continuación salimos fuera a tomarnos el almuerzo; los profesores se esperaron varios minutos más para que hablaremos un poco. Después de esto tomamos las mochilas y regresamos al centro a diez minutos antes de la quinta hora, pero nos dieron permiso para beber agua, pues en el camino nos había hecho bastante calor así que se hizo la 13:20 y no pudimos dar la quinta hora. Agradecemos todas las salidas que organiza el centro educativo para nosotros.
En mi opinión, la visita fue divertida e interesante aunque ya me sabía muchas de las cosas que decía el “guía” porque yo paso tiempo en la biblioteca y ya estaba informado. En general, no hubo ningún problema ni en la biblioteca ni en el trayecto y la verdad hay que reconocer que nuestro guía era bastante amable y paciente, incluso con los graciosillos de mi clase. Después de todo esto, nos dimos cuenta que nos habíamos librado de unas cuantas clases. Fue curioso que cuando bajamos al sótano todos pensamos que nos iba a pasar algo porque estaba todo muy oscuro y cada vez había menos luz. Pero después nos divertimos mucho moviendo las estanterías compactas. Habían unas manivelas para moverlas y las más modernas con un botón. Además en este sótano nos dijeron que algunos días venían unas cuantas personas para hablar sobre libros como si fuera un club. Lo que más me llamó la atención fue que al llegar a la visita separaron a los dos cursos y uno comenzó por abajo y mientras el otro por arriba de la biblioteca.
En conclusión, la visita fue muy enriquecedora para mí ya que aprendimos la importancia que tiene la biblioteca para los estudiantes. Asimismo creo que la biblioteca también enseña el respeto a los demás (no hacer ruido, no molestar,…). Igualmente, debo destacar que algo que me parecía aburrido fuera divertido. Así que os animo a ir a visitar nuestra biblioteca regional y disfrutar de todas sus posibilidades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario