lunes, 18 de diciembre de 2017

¡simulacro!
Resultado de imagen de simulacro

Marina Fernández Urrea, 1º ESO

El lunes 27 de noviembre a tercera hora, 10:45, hubo un simulacro de incendio en el instituto.

A esa hora, estábamos en clase de francés, mezclados el grupo de 1ºD y 1ºA. Al principio, pensábamos que era el recreo. Miré el reloj, pero eran las 10:45 y, además, estábamos escuchando una sirena que no habíamos oído antes.

Fue entonces cuando recordé las palabras de mi tutor: “En el simulacro de incendio se escuchará una sirena, pero no la del recreo. Durará cinco segundos y se pausará. Así, un par de veces”. Me quedé dubitativa unos segundos  y solo reaccioné cuando vi que los compañeros se levantaban.

La profesora estaba gritando: “Corred, corred,  cerrad las ventanas” . Cuando fui a hacerlo, mis compañeros de 1ºD ya lo habían hecho.
Rápidamente, cogí el chaquetón y fui a la puerta donde me junté con mis compañeros. Ellos me contaron que era la  primera vez que practicaban el simulacro de incendio. Yo,  en cambio, soy experta en simulacros. Hicimos uno cada año en el colegio e, incluso, hicimos algún simulacro  de terremoto.

Bajamos despacio las escaleras y salimos por la puerta principal.  Allí, nos juntamos con otras clases. Al cabo de unos minutos, apareció el jefe de estudios sonriendo y, aunque ya lo sabíamos todos, se confirmaron nuestras sospechas. Efectivamente, era el simulacro anual (mi séptimo simulacro).
Es genial estar preparado para si hubiera problemas de verdad y también está muy bien, perder un ratito de clase.
Para mí siempre será una experiencia inolvidable.    



                                        

No hay comentarios:

Publicar un comentario