lunes, 12 de junio de 2017

La contaminación

Andrea Nicolás, 1º ESO D

Debemos cuidar más nuestro entorno y parar de construir tantos edificios e industrias que perjudican al medio ambiente.
Un ejemplo de contaminación es la que proviene de los transportes: tanto aviones como motocicletas causan un impacto medioambiental debido a que los motores funcionan con combustibles que al quemarse producen CO2 o dióxido de carbono. Este dióxido de carbono lo que hace es subir a la atmósfera y provoca el famoso efecto invernadero, que consiste en que el CO2 actúa sobre la corteza terrestre como una manta que mantiene el calor proveniente de los rayos solares y evita los cambios bruscos de temperatura entre el día y la noche.

Por tanto, es conveniente que haya una cantidad mínima de CO2 en la atmósfera para nuestra supervivencia. Pero en exceso puede ser perjudicial.

Como lo que hace el CO2 es mantener el calor, cuanto mayor cantidad haya, más calor hará, lo que provoca el ya presente calentamiento global y por tanto el cambio climático.

En un año (desde 2015 a 2016) hemos aumentado en CO2 un 0,01% (de un 0,03% a un 0,04%).
Esto, aunque parezca poco, es una cantidad enorme y por tanto pido que se regule la circulación de coches en las carreteras.

Claramente, el CO2 no solo causa el efecto invernadero, sino que también nos perjudica a nosotros en nuestra respiración. Y aunque algunos piensen que "para eso están las plantas", en realidad está demostrado que ni todas las plantas del mundo podrían acabar con la cantidad de CO2 que hemos expulsado. Ni aún plantando más, se podría regular el dióxido de carbono. Pero es que, encima, en vez de utilizar bicicletas o biocombustibles que no contaminan tanto o incluso, con lo avanzados que vamos en la tegnología, inventar algún tipo de transporte no contaminante, lo que hacemos es utilizar cada vez más los coches y talar árboles a un ritmo muy acelerado.
Lo que intento dar a entender es que esto es solo una parte de la contaminación proveniente del transporte, y que está la contaminación acústica, la lumínica, la nuclear, la industrial, la del agua (residuos tóxicos al mar)etc...

Así que, mi opinión es que si nos preguntaran "qué hemos venido a hacer a este planeta", es a destrozarlo.

Por tanto, pido que por mucho que cueste, no hay nada imposible, y que si nos lo proponemos lo lograremos.
Lograremos salvar el mundo como que me llamo Andrea Nicolás Ruiz y si no somos suficientes los que estamos dispuestos a salvar el planeta no importará, porque nunca hay que perder la esperanza, porque entonces, sí que lo habremos perdido todo.
¿Y TÚ, TE ANIMAS A CAMBIAR EL MUNDO 🌍?

No hay comentarios:

Publicar un comentario