martes, 2 de mayo de 2017

Libros de papel

Elena Baeza, 1º ESO B

Hay una disputa en casi todos los centros educativos para decidir si usar libros de papel o libros digitales. En mi opinión,  son mejores los de papel, porque aún teniendo sus múltiples inconvenientes, tienen muchas cosas a su favor, no necesitan batería ni electricidad. Se pueden utilizar donde se quiera y se pueden prestar muy fácilmente.

 Es verdad  que incrementan el peso de la mochila de los estudiantes,  pero al contrario que los digitales si se caen al suelo no se rompen y no se necesita la electricidad para cargarlos. Con el paso del tiempo los libros están igual, en cambio, todos los aparatos electrónicos pueden tener problemas.
Los libros de papel se pueden prestar y son herramientas de trabajo muchos más asequibles que los libros digitales y las familias con más problemas económicos no pueden permitirse un libro digital para cada hijo. 
Sin embargo, en todos los  colegios e institutos hay bibliotecas en las que funciona el préstamo de libros.
En conclusión, prefiero los libros de papel porque puedo tocarlos, llevármelos a cualquier lugar, puedo olerlos…No hay nada mejor que la sensación de pasar hojas y de llegar al final de su lectura y  sentir la huella que deja en alma.  

                                          

No hay comentarios:

Publicar un comentario