miércoles, 22 de marzo de 2017

La lectura: un excelente pasatiempo

Elena, 2º ESO A

La lectura es una de las actividades más importantes y útiles que el ser humano realiza a lo largo de su vida, pues fomenta el aprendizaje y es favorable para la cognición, ya que a través de ella se adquieren conocimientos nuevos. 


Leer previene la degeneración cognitiva y otras enfermedades neurodegenerativas, como la disminución del riesgo de padecer Alzheimer. La lectura hace reflexionar sobre ideas o conceptos abstractos, mejora la ortografía y la expresión de cada individuo. La pobreza de vocabulario o la ausencia de términos adecuados impiden a una persona referirse a situaciones nuevas ambiguas. Reduce el estrés pues cuando un texto es leído, la mente cambia de estado anímico. El cerebro de los lectores difiere entre sí según qué lecturas tengan por bagaje. Según Vaughan Bell, polifacético psicólogo e investigador del King's College en Londres, ''la capacidad de concentrarse en una sola tarea sin interrupciones, representa una anomalía en la historia de nuestro desarrollo psicológico''. Además de ayudar a la imaginación y la concentración, la lectura ayuda a mejorar algunas habilidades sociales, como la empatía. 

Por otro lado, existe un amplio debate entre los partidarios de los libros en formato papel y los libros electrónicos. En mi opinión, los libros de papel son mejores, pues hace que haya un mayor recuerdo y comprensión del texto leído, entre otras muchas razones. Las desventajas de los libros electrónicos es que estos necesitan una conexión a Internet para comprar un e-book, requieren un conocimiento mínimo de la nueva tecnología para el manejo del dispositivo. La exposición y visualización durante horas a una pantalla digital, es perjudicial para la vista debido a que este aparto tecnológico envía radiaciones dañinas para los seres vivos. 

Los hábitos de lectura en España son alarmantes, pues según la estadística del año 2015, el treinta y nueve por ciento de la población no leyó un libro ese año. La problemática referente al hábito en la lectura está estrechamente arraigada a la educación y valores sociales que son transmitidos generación tras generación. Si el hábito de la lectura no es fomentado desde la infancia, el primer contacto con la misma que tendrán los niños acontecerá en la escuela, convirtiendo la lectura en una actividad obligatoria lejos de la distracción y entretenimiento. Por ello, los padres deben potenciar fundamentalmente la lectura de los hijos, para que los libros sean una alternativa de ocio. 

Personalmente, la lectura es un excelente pasatiempo a través de cual se aprende, y se abre paso a la imaginación y descubrimiento de nuevos mundos para evadir la realidad. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario