jueves, 16 de junio de 2016

Mi primer año de instituto

Natalia, 1º ESO B

Cuando comencé el instituto, nunca me imaginé todo lo que me iba a ocurrir. Las nuevas experiencias, compañeros, asignaturas... 
Me adapté enseguida a mi nueva clase, algo que no fue muy complicado con tan buenos compañeros como tenía y tengo.

Adaptarme al nuevo lugar, así como a sus características, tampoco fue difiícil, aunque al principio, el instituto me pareció un laberinto, ya que cada planta era simétrica a la siguiente.

Respecto a los resultados académicos no he notado muchos cambios, ya que me he esforzado muchísimo, porque teníamos más y nuevas asignaturas y con más contenido.

Los profesores han sido todos muy buenos y nunca han perdido los nervios a pesar de que habláramos o en determinados momentos hubiera gente que no prestara atención. 

Ya que pasamos de ser los más mayores del lugar, a ser los más pequeños, los de cursos superiores no han parado de decirnos: "Si supiérais lo que os espera", pero yo, sinceramente, pienso que es mejor vivir el presente y no preocuparse por el futuro. Por eso, me he centrado en este primer curso, que ha sido impresionante y en el que he descubierto muchas cosas nuevas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario