lunes, 20 de junio de 2016

Entrevista a Enrique y Gonzalo

Ángela, Elena, Pablo Valera, Jesús Aragón, Jesús Vicente, Mario, Marta y Paco, 3º EO A


 ¿Qué recuerdos tienes de tu colegio? ¿Era muy diferente el colegio de antes al de ahora?

      G. Cuando empecé no me gustaba nada, aunque nos ayudábamos los unos a los otros y aprendíamos juntos.

E. Yo fui a un colegio de monjas y mi madre me engañó el primer día y me hizo pensar que volvería a por mí, por lo que me pasé toda la mañana esperándola. Lo primero que nos enseñaron fue el abecedario y recuerdo que me encantaba bajar por una gran barandilla de madera. Cuando alguien se portaba mal lo encerraban en un cuarto oscuro que luego resultó ser la escalera que conducía al coro de la iglesia.

G y E. Antes todo era muy diferente. Eran habituales los castigos físicos, como la palmeta de madera.  Los alumnos y sus padres se comportaban de forma muy distinta.

   ¿Sabías ya de niño lo que querías ser de mayor?

       G y E.Cuando éramos pequeños no pero más adelante se fue sabiendo. Al principio, los estudios superiores como el bachillerato, la universidad… se veían muy lejanos y difíciles.
Sin embargo, nuestros padres, igual que nosotros, querían que tuviéramos un futuro y una vida mejor. Por lo tanto, decidimos estudiar.

E. Al principio quería ser profesor de matemáticas, y luego ingeniero.

G. A mí me gustaban la arquitectura y las ciencias.

3      ¿Eras buen estudiante?

      G. De pequeño no sacaba buenas notas, pero más adelante en bachillerato sí las saqué. En la universidad explicaba a mis compañeros aquellas cosas que no habían entendido en clase... así descubrí que quería ser profesor.

E. Siempre sacaba muy buenas notas, sobresalientes, notables... entonces, no teníamos ayuda de nadie y todo lo conseguíamos por nosotros mismos. Mis padres querían que tuviera más posibilidades de las que ellos habían tenido.

¿Qué estudiaste en la universidad?

E. Yo estudié Química industrial.

G. Y yo estudié Ingeniería industrial.

¿Con qué edad empezaste a trabajar?

E. Hice la mili y empecé a trabajar con 23 años. Entonces todos hacíamos la mili, era obligatoria para empezar a trabajar.

G. Yo empecé a trabajar con 25 años. 

E. y G. Tuvimos suerte de empezar tan jóvenes porque a nosotros también nos pilló una crisis.
¿Qué recuerdos tienes de tu primera clase?

E. Mi primer recuerdo es en Capuchinos. Daba en 5º de primaria a clases de 40 alumnos muy habladores. Cometí el error de decirles que era más un amigo que un profesor y eso hizo que no dejaran de hablar en todo el curso .... . Di clases de matemáticas y ciencias naturales.

G. Yo en FP daba clases de instalación de energías eléctricas. Empecé siendo duro para que los alumnos no se confiaran, aunque siempre se me escapaba alguna sonrisa que ayudaba a que las clases fueran más amenas. Recuerdo que trabajaba mucho preparando las clases.
¿En cuántos centros has trabajado?

E. Yo recuerdo unos 4 centros.

G. Yo también unos 4 centros.

¿Te gusta tu profesión? ¿Qué es lo que más? ¿Y qué es lo que menos?

G. A mí me encanta, me gusta ver cómo los alumnos aprenden y entienden lo que explico. También gastar de vez en cuando alguna que otra broma. Lo que menos me gusta es el papeleo, ya que me fatiga.

E. Yo disfruto mucho mi trabajo, sobre todo, el trato con los alumnos. Las jornadas extras no me gustan tanto, ni tener que penalizar a algún alumno por un comportamiento inadecuado.

¿Son muy diferentes los alumnos de ahora a los de antes?

G. Sí, son muy distintos. Los alumnos se controlaban más, había más respeto, disciplina y apoyo a los profesores por parte de los padres.

E. Yo creo que los alumnos son iguales, lo que ha cambiado es la sociedad. Antes se valoraba mucho más la autoridad.
¿Recuerdas algún viaje especial con los alumnos?

G. Cuando estaba en Cáceres trabajando hicimos un viaje a Salamanca donde vimos lugares preciosos aunque unas alumnas se escaparon y aparecieron una semana después en Cádiz.

E- Ha habido muchos. El último viaje de estudios que he hecho, por ejemplo, ha sido fantástico, los alumnos han sido muy solidarios entre ellos; había un alumno en silla de ruedas y siempre que requería ayuda estaban ellos, no era necesario decirles que lo ayudaran; es fantástico ver este tipo de acciones.

¿Y alguna experiencia especial?

- G y E. Hemos vivido muchas experiencias, tanto con alumnos como con profesores. Reconforta muchísimo transmitir valores a alumnos, aunque a veces no te des ni cuenta. Es muy bonito ver que cuando ha pasado el tiempo, un alumno que ya es un adulto, te saluda y te recuerda. Creo que eso es lo mejor de esta profesión.

¿Cuándo llegaste a este instituto? ¿Cuánto tiempo llevas aquí? ¿Qué recuerdas de todo este tiempo? ¿Has desarrollado alguna labor?

G. A ver, llegué en el año 99, así que he estado en este Centro 17 años. Estuve 7 años dedicado a mi Departamento y 10 años como responsable de medios informáticos. De mis primeros años recuerdo que al principio estuvimos dando forma a la asignatura de Tecnología; durante 4 meses nos reuníamos de 4 a 8 de la tarde, y al final conseguimos una programación y una coordinación casi perfectas. También recuerdo una tutoría que tuve muy especial, era algo conflictiva y se suponía que era la que peores resultados obtendría en su nivel. Al inicio de curso dejé de darles clase de Tecnología y durante un mes me dediqué con ellos a dar solo clases de tutoría, trabajé con ellos la motivación, la autoestima... Al final nos dio tiempo a dar todo el programa y además el grupo se convirtió en el mejor de su nivel. Es algo de lo que me sentí muy orgulloso.
Como responsable de medios informáticos he de decir que esta labor me ha dado muchas gratificaciones; el hecho de ayudar a los compañeros a resolver problemas me ha hecho que yo aprenda más, y a hacerlo exponencialmente. Me he hecho más capacitado e impresicindible. Estoy muy agradecido a todos mis compañeros por haber depositado toda su confianza en mí. He intentado resolver todo y al final siempre lo he conseguido.

E. Tengo muchos recuerdos... Algo que me llamó mucho la atención cuando llegué a este centro fue el espíritu de trabajo que se respiraba; nunca hubo ataques personales entre los compañeros y todos teníamos el mismo objetivo: que el prestigio del instituto creciera para mejorar el alumnado, y lo conseguimos. He sentido este centro como algo mío y por eso siempre he hecho todo lo posible por mejorar todo aquello que estuviera en mi mano. El espíritu de colaboración de todos los profesores y el buen talante de todos los equipos directivos han sido fundamentales para conseguir estas mejoras. Siempre nos transmitían la misma idea: el centro no es el equipo directivo, el centro es de todos. Y eso es algo fantástico. Recuerdo que al llegar me hice cargo del Departamento de Actividades Extraescolares, y desde entonces siempre he estado ligado a este departamento porque me gusta muchísimo. A los 3 años me ofrecieron Jefatura de Estudios y durante 7 años estuve ejerciendo esta labor; al mismo tiempo, trabajé en el comité de gestión de la calidad. Durante aquellos años estuvimos gestando lo que después fue el Programa de Calidad y el Programa Bilingüe de inglés. También recuerdo cuando propuse el logotipo que tiene el centro... en fin, son tantos recuerdos... He sido muy feliz aquí.

¿Te da pena jubilarte?

- G y E. Sí, nos encanta esta profesión y las experiencias que hemos vivido.
¿Qué crees que vas a echar más de menos?

E. He disfrutado mucho mi tiempo trabajando. Voy a echar de menos el trato con los alumnos, el instituto, mis compañeros…

G. Ayudar a los alumnos y seguir enseñándoles. También a mis compañeros de trabajo.

¿Cuántos años llevas en esta profesión?

- E.  Yo llevo trabajando  37 años.

-G. Yo alrededor  de 34 años.
¿Qué planes tienes para el futuro?

- E. A mí me gustaría estudiar italiano, ya que me mi hijo trabaja en Italia, también descansar y leer.

-G. Yo quiero practicar deporte todos los días, leer , escuchar música y viajar.

GRACIAS POR TODO.




No hay comentarios:

Publicar un comentario