jueves, 28 de abril de 2016

The Penn Club, Madrid, 1616

Paula, Inmaculada y Pastora, 1º Bachillerato A

El 22 de abril de 1616, “EL Penn Club”, celebró una asamblea en Madrid, a la que acudieron algunas de las figuras literarias más significativas de la época. El objetivo de esta reunión era compartir y divulgar todas las corrientes europeas cultivadas por autores como: Lope de Vega, Shakespeare, Cervantes, Tirso de Molina, Góngora, Quevedo…
Se hallaban todos expectantes de la llegada de Góngora. Tras la cual, Cervantes se puso en pie y dijo:

Aquel que tiene de escribir la llave,
con gracia y agudeza en tanto estremo,
que su ygual en el orbe no se sabe

es don Luis de Góngora, a quien temo
agraviar en mis cortas alabanças,
aunque las suba al grado más supremo.


A esto, Góngora no supo responder otra cosa que : “ A pesar de agradecerle su cumplido, querido Cervantes, he de decir que mis poemas no siguen los ideales que desearía; puesto que el motivo por el cual los escribo es meramente económico, ya que en mi opinión autores anteriores a mí han escrito siguiendo el perfeccionismo grecolatino en lugar de la exuberancia demandada actualmente.”
 
-Siento decir que el género que considero más cercano para el pueblo es el teatro, en lugar de la poesía –dijo Shakespeare- ya que nosotros, los dramaturgos, escribimos para un público sin tener en cuenta el nivel social o cultural que tenga. Para ello, les hacemos llegar obras basadas en ideales clásicos facilitando su comprensión con el lenguaje corporal y su representación. Creo que estoy en lo cierto cuando afirmo que mi compañero Cervantes, quien ha experimentado con numerosas formas de expresión, estará de acuerdo en que esta es la única manera de llegar al pueblo.

-Personalmente pienso que ningún género debería ser discriminado, ya que de cada uno de ellos podemos extraer bellas características que realzan sendos sentimientos. Además todos los aquí presentes hemos conseguido destacar sin importar la forma en la que escribimos-afirmó Cervantes.

-Sinceramente, no creo que esté en lo cierto, ya que todas sus obras se basan en fallidos intentos de llegar al éxito recorriendo todas las categorías literarias -replicó Shakespeare-. Permítame decirle que la única obra que puede acercarle a ser comparado con los autores de esta sala sería, en cualquier caso, El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha, la cual considero demasiado mediocre en relación con obras teatrales como Hamlet, OteloMacbeth. Estas serán recordadas en un futuro y se intentarán imitar en la posteridad, a diferencia de tus creaciones.

-¿De verdad piensan, amigos míos, que todos los aquí presentes superan en calidad literaria a don Miguel de Cervantes? Les puedo decir con certeza que esta afirmación es falsa, y estoy tan seguro de ello como de que me llamo Luis de Góngora y Argote, ¿no es así, mi querido Francisco?

-¡Qué desfachatez! En primer lugar, no se atribuya usted el derecho de llamarme “querido” ya que siendo solamente cero, le multiplica y parte por entero todo buen abaquista veneciano.- respondió Quevedo

-Anacreonte español, no hay quien os tope, ¿y en segundo lugar?- replicó Góngora

-En segundo lugar- contestó insolentemente Quevedo- no se crea un experto en la materia ya que sus obras carecen de brillantez, ni capaz de menospreciar las de los demás ya que las suyas dejan mucho que desear.

-¡Dios me libre de enemistades de amigos! – exclamó inesperadamente Lope de Vega.

-Coincido con usted- argumentó Cervantes- el propósito de esta reunión no era resucitar conflictos, sino poner en común nuestras opiniones y técnicas. Respecto a lo anteriormente dicho, William, considero que si mis obras no tuvieran ningún prestigio, nadie habría intentado seguir mis pasos con una falsa continuación de la primera parte de mi obra maestra.  Además, a diferencia de usted, creo innovación.

-¿Acaso no cree usted que lo que importa es la calidad más que la innovación?- preguntó Shakespeare molestamente- Mis dotes son saber llegar al público y conservar la perfección de los autores clásicos aun sin copiarlos. Esto es lo que entiendo yo por talento. Además, mis oyentes son capaces de captar la intención de lo que escribo, al contrario que usted, señor Cervantes; cuya obra más importante fue entendida como una simple parodia intrascendente, sin tener en cuenta las demás intenciones que usted tuvo al escribirla.

-Posiblemente, la calidad no se encuentre en la imitación de los clásicos, por muy perfectos que sean, sino en una creación innovadora que trate temas sociales mediante digresiones y por supuesto, saber enlazarlas con la trama principal.
En cuanto a la falta de percepción de mi obra, considero que es inexistente, ya que la primera parte fue acogida con un enorme éxito. Esto no hubiera ocurrido si no hubiera sido entendida.
Por cierto, parece ser que lo único que imita usted no son los clásicos, puesto que su obra “La historia de Cardenio” es una clara imitación al personaje que yo cree en El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha. Por tanto, si considera que la innovación es de poca calidad, ¿por qué imita a un autor innovador?

-Como anteriormente ha dicho, señor Cervantes, el propósito de esta reunión no era resucitar antiguos conflictos, por lo tanto, cuando ustedes sean capaces de comportarse como adultos, volveré – dijo Tirso de Molina.

-Nosotros igual- opinaron los demás.

-Y usted, Cervantes, debería llevar cuidado con qué dice o hace –aconsejó Quevedo-  ya que estoy seguro de que no le gustaría volver a la cárcel.

-¿Y cuál fue el motivo de su estancia en la cárcel?- preguntó Shakespeare.

-Lo sabe perfectamente – replicó Cervantes- y también sabe que fui inocente, puesto que alguien colocó el cadáver en la puerta de mi casa.

-Ahora que nos encontramos usted y yo solos- declaró repentinamente Shakespeare-, puedo hacerle una confesión: tras la pelea que tuve en una taberna con un hombre que me comparó con usted diciendo que me supera en todos los aspectos; llegamos a las manos, y una cosa llegó a la otra, y debido a mi embriaguez, acabé matándolo. No supe qué hacer con el cadáver y decidí dejárselo en la puerta de su casa porque estaba muy enfurecido.

-¿Cómo se atreve usted a hacer eso? ¡Maldito bastardo!- dijo Cervantes enfurecido.

Seguidamente, Cervantes intenta estrangularlo. Tras una fuerte pelea, que no es digna de mencionar, hicieron las paces. Shakespeare, quién conocía el problema de la diabetes de Cervantes, le ofreció un café cargado de azúcar; Cervantes, inocentemente, lo aceptó. Esto le causó la muerte.

-No podía dejar que me delatara- dijo Shakespeare.

Tras este suceso, se dirigió a la taberna donde había empezado todo. Pasó toda la noche bebiendo solo, hasta el punto de no ser consciente de sus actos.
Era una noche muy fría y, al llegar a su casa de madrugada, se acostó a dormir con fiebre. No se volvió a despertar.


Las frases de Miguel de Cervantes Saavedra

El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho.

martes, 26 de abril de 2016

Que trata de lo acontecido en el encuentro entre Cervantes y Shakespeare

Marta, 1º Bachillerato A

CERVANTES.  Querido William.

SHAKESPEARE.  Miguel.

CERVANTES.  ¡Amistades que son ciertas nadie las puede turbar!

SHAKESPEARE.  Cuánta verdad encuentro en lo que decís. No ha mucho que nuestros países vivían enfrentados, y agora mírenos.

CERVANTES.  Desto que nombrades ha más de una década. Ligeras horas del ligero tiempo para mí perezosas y cansadas.

SHAKESPEARE.  ¿Tanto ha? El tiempo es muy lento para los que esperan, muy rápido para los que temen, muy largo para los que sufren, muy corto para los que gozan; pero para quienes aman, el tiempo es eternidad.

CERVANTES.  Según decís, vos parecéis ser de los que temen. ¿Es por eso que estamos aquí?
SHAKESPEARE.  No decís mal, amigo mío. Sin embargo, el motivo de la misiva y mi posterior visita no es otro que la curiosidad por veros, y el poder disfrutar de tan grata compañía por unos días.

CERVANTES.  Entiendo. Mas en vuestra última carta hacíaisme partícipe de numerosas desdichas que os preocupaban.

SHAKESPEARE.  Cierto es.

CERVANTES.  Venga, no seáis callado. De las miserias suele ser alivio una compañía.

SHAKESPEARE.  ¿Alivio? Cuando se empieza con estas confianzas el término está muy cercano.

CERVANTES.  Amigo, contra el callar no hay castigo ni respuesta. Contadme y os podré ayudar. ¿Es vuestro teatro lo que os tiene apesadumbrado?

SHAKESPEARE.  A buen seguro que sabedes que mi teatro, como vos decís, cayó entre las flamas. Y con él, todos los manuscritos que allí se encontraban.

CERVANTES.  A esto me refería cuando os preguntaba. Llegaron nuevas de lo acontecido en dichas tierras. ¡Qué desgracia! También quemada quedó vuestra comedia Cardenio, ¿no es así?

lunes, 25 de abril de 2016

Entrevista entre Cervantes y Shakespeare

Ana y Marina, B1ACI

*Suena música de introducción al programa: los diez primeros segundos del Asereje; junto con “¿Qué pasaría si Miguel de Cervantes y William Shakespeare se hubiesen encontrado? IES La Flota presenta en exclusividad mundial esta confluencia.”*

PRESENTADOR: Buenas noches, sí, efectivamente esta es una exclusiva mundial porque por primera vez ustedes podrán observar frente a frente al gran escritor español don Miguel de Cervantes, el autor de El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha y otras obras importantes como La Galatea y Novelas ejemplares; y sir William Shakespeare, uno de los mejores dramaturgos de la literatura universal.
Este es un primer reportaje para la televisión entre ambas figuras de la literatura mundial.
Sé que están my interesados en conocer los detalles de la conversación entre los dos… Pero antes quiero narrarles algunos aspectos ligados a esta entrevista. En primer lugar, Miguel de Cervantes vive actualmente en Madrid y viaja a Londres , donde reside Shakespeare, a una reunión literaria organizada por el propio poeta británico a la que asistieron otros escritores de relevancia como Calderón de la Barca, Quevedo, Alexandre Hardy, Francis Bacon y otras figuras de la literatura de Europa. En esta reunión muy alegre y muy amena se plantea la posibilidad de una conversación entre Cervantes y Shakespeare.
Sin más dilación; Miguel de Cervantes, soldado, novelista, poeta y dramaturgo español; y William Shakespeare, dramaturgo, poeta y actor inglés.


(Shakespeare y Cervantes fingen que hablan)


SHAKESPEARE: Yo siempre he querido dedicar mi vida exclusivamente a ser actor pero me pagan muy bien escribiendo obras de teatro.

CERVANTES: Ojalá me hubieran pagado igual de bien. Yo no corrí esa suerte. No tuve éxito en ese ámbito.

SHAKESPEARE: Yo es que no puedo negar la calidad de mis trabajos ya que a veces puedo llegar a crear verdaderas obras de arte. He oído que usted también cultiva el género teatral.

CERVANTES: Sí… Es cierto, aunque no ha sido mi punto fuerte… Ya sabes, Lope de Vega es un gran autor y no hay nadie que le haga sombra a El perro del hortelano.

SHAKESPEARE: ¿Tan bueno es?

CERVANTES: Sí, la verdad, aunque tiene a su público ganado… Igual que a las mujeres. Daría igual que escribiese una bazofia… tendría éxito igualmente. ¡Qué mal me cae!

SHAKESPEARE: (Ríe exageradamente) ¡Vaya, vaya! Entonces si que no hay quien lo supere… por lo menos en tu país. Yo soy la envidia del mío y sin necesidad de ser un mujeriego. Cambiando de tema, a parte del teatro, ¿has trabajado algún otro género?

CERVANTES: Sí. Escribí algo de poesía… Pero por desgracia me tocó vivir en la misma época que Góngora y Quevedo, que por cierto no se soportan. Solo hay que leer el poema que le escribe Quevedo… Ese de la nariz.

SHAKESPEARE: Mmm… No lo he leído… Luego me lo enseñas.

CERVANTES: ¡Vale! Oye… Entre tú y yo… ¿Es posible que alguno de los romances de tus obras estén basados en la realidad?

SHAKESPEARE: Bueno, eso es un secreto que me guardo para mí… Aunque siempre estarán mis lectores o investigadores haciendo sus propias teorías.

CERVANTES: Teorías que al no vivir en el mismo país no puedo llegar a conocer… Podrías contarme alguna.

SHAKESPEARE: Pues… Concretamente Sueño de una noche de verano. El romance de esta obra creen que está basado en el de mi esposa Anne Hathaway y mío.

CERVANTES: Tiene sentido. Bueno, sé que ha sido cosa mía pero no nos desviemos del tema. Dejemos los líos amorosos a un lado y hablemos de cómo ha influido nuestra literatura.

SHAKESPEARE: Me parece correcto. Antes me comentabas que corriste poca suerte en los géneros lírico y teatral pero, si ha llegado noticias a mi país de lo gran escritor que eres, ¿qué es lo que te hizo triunfar entonces? 

CERVANTES: El Quijote, sin lugar a dudas, ya que ha sido traducido a más idiomas que cualquiera de tus obras. No te lo tomes a mal, pero es la primera más traducida tras la Biblia. Aunque bueno, tú ya me conocías, pillín, que incluiste a uno de mis personajes en una de tus obras. 

SHAKESPEARE: No creo que puedas demostrar nada. 

CERVANTES: Es uno de mis personajes, te recuerdo que yo soy su creador. Podría reconocerlo con los ojos cerrados. De todas formas, no sería la primera vez que alguien incluye a mi personaje en una de sus obras. 

SHAKESPEARE: No entiendo. 

CERVANTES: ¿No lo sabes? 

SHAKESPEARE: ¿Saber el qué? 

CERVANTES: Pues nada, un autorucho de pacotilla que continuó mi obra maestra convirtiéndola en una chapuza. Indignante. 

martes, 19 de abril de 2016

Excursión a Valencia

Natalia, 1º ESO B

El pasado martes 12 de abril, los alumnos y alumnas de 1º de la E.S.O realizaron una excursión a la 
ciudad de las Artes y las Ciencias, en  Valencia.
Nos reunimos todos en el polideportivo de La Flota a las 7:30 para coger el autobús. El trayecto duró tres horas aproximadamente, pero a todos se nos pasaron volando, porque íbamos hablando entre nostros de todo lo que nos imaginábamos que íbamos a ver.

Llegamos sobre las 10:30 al Oceanogràfic, que era nuestro primer destino. Nada más entrar, fuimos todos juntos al delfinario, porque el espectáculo de los delfines estaba a punto de empezar. A todos nos encantó. ¡Hicieron cosas increíbles!

martes, 12 de abril de 2016

Caligramas de 4º ESO

Pilar Triguero Yelo 4º ESO  C

Los alumnos de 4º curso de la ESO han trabajado las Vanguardias literarias en la clase de Lengua castellana descubriendo los diferentes ismos de principios de siglo, las greguerías... De esta forma, se han realizado caligramas y poemas visuales de su propia invención ya que tanto el texto como la imagen han sido creados por ellos mismos. 

A continuación, mostramos algunos de estos curiosos trabajos.





   

viernes, 1 de abril de 2016

Lorca ciudad del Sol

Manoli Giner Sánchez-Fortún


El pasado jueves 25 de febrero, los alumnos de primer año de Gestión de Alojamientos Turísticos y Agencias de Viajes del Instituto de Educación Secundaria de la Flota realizamos la salida a la ciudad de Lorca. La visita fue guiada por los alumnos de segundo de Guía de la Escuela de Turismo de Cartagena.

Tuvimos la oportunidad de visitar diferentes lugares emblemáticos de esta bellísima ciudad llena de historia como el Centro de Visitantes, el Museo arqueológico, el Museo del Paso Blanco, el Museo del Paso Azul, el Palacio de Guevara, el Centro de Artesanía, el Casino, el Teatro Guerra, la Casa de los Alburquerque, la Plaza del Caño y la Plaza de España donde muy amablemente y de forma muy profesional nuestros compañeros de Cartagena nos fueron relatando la historia de cada uno de estos lugares e incluso alguna de sus leyendas más conocidas.

Desde aquí queremos dar las gracias a Francisco Javier Morales,  a  Adela González,  nuestra tutora, y a todos aquellos que con su esfuerzo e ilusión consiguieron transmitirnos una experiencia inolvidable.