domingo, 18 de octubre de 2015

Malala Yousafzai

Un niño, un profesor, un libro y un lápiz pueden cambiar el mundo.


Hero_Malala_QUOTE

Te recomendamos estas lecturas para 1º ESO

Carmen S., 2ª ESO

Os voy a hablar sobre una saga de cuatro libros: Temblor, Rastro, Siempre y Perdido. Tanto a Katerina como a mí nos ha encantado su lectura.


Estos libros son muy interesantes a la vez que entretenidos. Tratan sobre un licántropo (hombre lobo) llamado Sam que lucha por dejar de ser así para pasar el resto de su vida junto a su amada.


Son de esa clase de libros que te enganchan y que una vez que empiezas no puedes parar de leer hasta el final. Están muy bien escritos, no son de esa clase de libros que dan demasiados detalles, pero tampoco se quedan cortos.


También es genial cómo la escritora Maggie Stiefuater va contando el punto de vista de cada personaje, de manera que cada uno narra su propia historia a la vez que cuenta cómo vive la historia de los demás




EVOLUCION

Vídeo realizado por los alumnos de 3º y 4º ESO al final del curso pasado con Mario Rubio

Tu Biblioteca

Tu Biblioteca te da la bienvenida a este nuevo curso 2015-16

Después del paréntesis veraniego reanudamos este nuevo curso con la ilusión de que os adentréis en el maravilloso  mundo de la lectura ya que un libro es una poderosa herramienta que permite vivir en el mundo de los sueños.

Un sueño

Celia V., 2º ESO

Érase una vez una chica que tenía una hermanastra, hija de la mujer de su padre. La chica se llamaba Natalia. Cuando Natalia era pequeña, su madre falleció pero antes le dejó una carta en la que ponía: lucha por tus sueños.

Un día, Natalia se cruzó con un joven que no era muy guapo pero a ella le gustaba. Había un problema, el era el príncipe, así que ella supuso que no lo volvería a ver sin embargo, se acordó de la carta de su madre y se le ocurrió que podría aprender a bailar e ir al palacio a mostrárselo al rey y al príncipe. Años mas tarde, fue al palacio a bailar; después de bailar el rey la invitó a tomar el té.

Paulatinamente se dio cuenta de que el príncipe no le gustaba, así que se dedicó al baile.