lunes, 22 de septiembre de 2014

De tan solo verdad

                                                                                                                  Claudia M, 3º ESO



No se creía nada hasta que no lo veía con sus propios ojos. El problema vino cuando se volvió ciego, de tanta verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario