martes, 10 de junio de 2014

Gustavo Adolfo Bécquer

No digáis que, agotado su tesoro, de asuntos falta, enmudeció la lira: podrá no haber poetas pero siempre habrá poesía.


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario