martes, 17 de junio de 2014

El perro que no sabía ladrar

Allende, 1º ESO B


perro

El perro corría, corría y corría…y se encontró a los cazadores. Los cazadores, al ver que el perro no podía ladrar, se quedaron muy extrañados y sorprendidos. El perro otra vez se puso muy triste. Le dijo a los cazadores que solo sabía decir “kikiriki” y “cucú”. Los cazadores se rieron de él. Le llevaron a una perrera donde había otros perros que estaban abandonados. El perro estaba muy apenado. Ya no sabía qué hacer para aprender a ladrar. El perro comía muy poco y cada vez estaba más delgado. Allí conoció a una perrita . Le contó su situación y la perrita le enseñó a ladrar, pues tenía un libro que enseñaba a emitir los sonidos que hacía cada animal.

Desde entonces, el perro fue muy feliz gracias a la perrita. Y fue famoso ya que en el periódico salió una noticia valorando su esfuerzo por aprender a ladrar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario