martes, 17 de junio de 2014

El búho que quería salvar a la humanidad.

Claudia M., 1º ESO A



En clase de Lengua hemos leído una fábula de Augusto Monterroso: El búho que quería salvar a la humanidad, un cuento que habla de cómo un búho intentaba remediar todos los males del reino animal y que, sin embargo, era ignorado por todos. La moraleja final es: si tú respetas a los demás, ellos te respetarán a tí.


Esta fábula me ha gustado mucho porque me parece realmente sincera y que se parece bastante a muchos casos que se han dado en la realidad. Nos enseña que si quieres que los demás te respeten, debes hacer tú por respetarlos.

Yo creo que siempre que alguien nos ofrezca su ayuda para algo, debemos aceptarla ya que esa persona se preocupa por nosotros y es un buen amigo. Por ejemplo: siempre que alguien te pida los apuntes porque no haya venido, o algún material porque no tenga, si tú se lo prestas, él lo tendrá en cuenta y cuando tú le pidas algo, esa persona te lo dejará sin ningún inconveniente.

Ser amable, buen amigo, puede garantizarte una vida llena de felicidad y con muchos amigos. Estos amigos pueden ser de tu raza o de otra, pero yo sé que incluso a veces los de otros países pueden ser mejores que los que ya conoces, siempre que los respetes. El compañerismo no tiene ni razas, ni colores, ni religiones. Yo tengo unos amigos buenísimos, que siempre están contentos y me apoyan, e incluso algunos que son de otros países.

Por lo tanto, si quieres tener amigos, no te fijes en el exterior, sino también en el interior de la persona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario