lunes, 7 de abril de 2014

Senderismo en Fuente Caputa

Claudia M., 2º ESO C y Mª Jesús P., 2º ESO B


El 31 de marzo de este curso, los alumnos de segundo de la ESO fuimos a hacer senderismo a Fuente Caputa, un paraje natural de la región de Murcia realmente hermoso. A las ocho y cuarto de la mañana del lunes, salíamos del polideportivo, ilusionados y dicharacheros. Tras un viaje en autobús de algo más de media hora, llegamos a un lugar cercano a un pequeño cauce de agua, la rambla Perea, que nacía cerca de aquel paraje. Cruzamos por un puente ancho, y comenzamos a caminar. Al principio, fue un terreno relativamente llano, y todo era muy cómodo y monótono, pero no tardamos en encontrarnos saltando por rocas y, en algunos casos, tropezando. De las animadas conversaciones pasamos a chillidos y exclamaciones de sorpresa y esfuerzo.

ramblaPereaSituacion

cabezoines_buey_mapa

Pronto nos encontramos con un precioso remanso de agua, un lago minúsculo, con grandes paredes abruptas alrededor. Era como un pequeño lugar idílico y perdido: jamás me lo hubiera imaginado así. Era muy bello, y el agua nos tentaba a zambullirnos en ella. Incluso algunos valientes remojaron los pies. Descansamos unos minutos allí, y tomamos fotografías. Había una especie de puente alto, parecido a un acueducto. Algunas personas se fueron entre la maleza a hacer tonterías y a explorar por su cuenta, pero nadie se alejó demasiado; pues perderse era fácil.

fuente caputa 2

Poco después, llegamos a una zona en la que la ruta se estrechaba y las ramas invadían la angosta senda, lo cual era muy incómodo, pero también divertido. Así, llegamos a una explanada, amparada por una inmensa pared. Era un espectáculo impresionante, uno de los lugares de escalada más célebres de la Región. Aunque no sé su altura exacta, debía rondar los cincuenta metros de altitud y empezaba perpendicular al suelo, pero se iba inclinando hasta formar un techo. Iris, profesor de Educación Física en el centro y escalador reconocido, nos explicó que allí se hallaban rutas de escalada muy conocidas, que generaban incluso la llegada de gente de fuera de Murcia para medir sus capacidades contra aquella escarpada pared natural. Nos explicó la utilidad de cada artilugio: una bolsita con magnesio para mejorar la adherencia, un arnés, unas piezas metálicas para ir enganchando la cuerda…

fuente caputa 3

Luego, una vez informados, nos sentamos delante de aquella gran pared. Mientras almorzábamos, mirábamos embobados cómo Iris escalaba sin miedo... Sí, definitivamente es muy valiente y se nota que realiza con frecuencia este arriesgado deporte. Estuvo como veinte minutos escalando y una vez, casi en lo alto, se tiró hacia abajo rebotando y dando vueltas en el aire. (Se encontraba sujeto a una larga cuerda elástica).

Nos asustamos pero luego empezamos a dar gritos de la emoción felicitando y alabando aquel acto tan fantástico. Después, solo tuvimos que recorrer de nuevo el camino para volver tan campantes al autobús.

Fue una mañana agradable, sí.

http://youtu.be/HzUENSxZQbI

No hay comentarios:

Publicar un comentario