lunes, 10 de marzo de 2014

El sueño del unicornio

María Jesús P. 2º ESO B


Un fantasma entre la multitud.


Entre una multitud cambiante y arrolladora.


Su mirada se arrastra por el suelo, entre la basura.


No cree merecer nada mejor.


Es apenas una sombra difusa, una palabra de ánimo, un día soleado, una flor de cristal.


Es frágil, se rompe en mil pedazos.


Pero es fuerte, muy fuerte.


Pues incluso hecha pedazos sonríe.


Siempre se repara, siempre se reconstruye, siempre vuelva a brillar y a hacer brillar.


Su alma, con remiendos y desgarrones, es la hermosa, tan dulce e imperfecta.


Su cuerpo está aquí, sentado, soportando las inclemencias de la soledad.


Pero su esencia habita en todo aquello que le hace sonreír, eterna primavera.


Parece una más.


Pero no.


Se cree un fantasma.


Pero no.


Es un ángel sin alas.


Un paladín de las causas perdidas.


Un marinero en aguas de corazones rotos y falsas esperanzas.


Ella no tiene el control.


Pero tiene el poder.


El poder de hacer de un sueño una vida.


De una promesa una verdad.


De una oportunidad, un mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario