lunes, 3 de febrero de 2014

"Sin límites", Claudia M. de 2º ESO C

Un amigo y una amiga se picaban todo el rato. Llegó el día en el que la chica dijo que el espacio no tiene fin, mientras que el chico decía todo lo contrario: que era como la Tierra, redondo. Discutían y discutían.


Una vez mayores, se propusieron ir al espacio juntos. Cuando estaban allí, uno se fue por la derecha, y otro, por la izquierda. La chica, mucho tiempo después, perdida en esa gran masa oscura, se acordó de él; se dio cuenta de que estaba enamorada. Se propuso seguir adelante, para volver al punto de inicio, pero no pudo; la falta de valor se lo impedía. Se quedó quieta, cerca de Marte, durante dos días enteros. Sin apenas moverse, se sustentaba únicamente de recuerdos.


De repente, alguien le tocó la espalda.


Era él.


Tengo una idea, pongamos un principio a nuestra historia. Sin límites. Ganamos los dos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario