martes, 18 de febrero de 2014

Historia de San Valentín

Claudia R. 1º ESO C



El día 14 de febrero se celebró San Valentín, el día de los enamorados. En esta fiesta el factor más importante es el amor.


La fiesta no es de origen español pero al ha llegado a ser una de las fiestas más conocidos del año, ya que miles de parejas la disfrutan con la persona que más quieren en su vida y a la que les dan su corazón.


640px-Ab95c_pintando-un-corazon-de-amor-14-de-febrero-dia-de-san-valentin-

UNA HISTORIA CONMOVEDORA


Valentín era un monje que tenía como función casar a las parejas más jóvenes y unirlas en matrimonio. Pero eran tiempos difíciles y el emperador Claudius necesitaba soldados jóvenes para ir a luchar al campo de batalla. Los jóvenes guerreros se negaban ya que no podían dejar a sus familias solas (mujeres, niños, padres).Entonces, el emperador puso fin a esta historia e impuso una nueva ley que prohibía a los jóvenes  casarse.



Pero la nueva regla no fue muy aceptada por el pueblo, así que  Valentín, al ver a las pobres parejas desoladas, decidió seguir casando, pero esta vez en secreto. Por las noches solía reunirse en su casa con aquellas parejas que lo citaban y allí, en susurros, las unía en matrimonio. Pero como toda buena acción esta no podía durar para siempre, y un joven delató a Valentín . Así pues, fue desterrado a prisión.


Cuando la gente se enteró de lo ocurrido, sentía mucha pena por Valentín y le arrojaban todo tipo de flores y cartas de agradecimiento. Sus días estaban contados, él sabía que iba a morir tarde o temprano. Durante ese periodo pasaba las tardes hablando con la hija del guardia;  tanto fue así que llegaron a ser muy buenos amigos sin rozar el límite del amor. Unos amigos estupendos. Horas y horas hablaban continuamente de todo y de nada.


Justo el día en que Valentín fue ejecutado, la hija del guardia (cuyo nombre desconozco) encontró una carta de su queridísimo amigo que decía lo bien que lo había pasado hablando horas y horas y que había sido un gran apoyo moral para él (...). Y al final de la carta firmó: de tu Valentín.


Esta misma firma es la que se sigue usando cuando una persona manda una carta pero quiere que sea un secreto.



No hay comentarios:

Publicar un comentario