lunes, 24 de febrero de 2014

Antonio Machado en el 75º aniversario de su muerte

El 22 de febrero de 1939 fallecía el poeta Antonio Machado en Collioure


Tras un largo viaje, Antonio Machado llegó a Colliure (Francia) en enero de 1939,  donde murió el día 22 de febrero en el Hotel Bougnol-Quintana. En el bolsillo de su abrigo se encontró un papel garabateado a lápiz con la frase de Hamlet "ser o no ser", un último verso original: "Estos días azules y este sol de la infancia" y,  finalmente,  una de sus canciones a Guiomar.

"Adiós, madre" fueron sus dos últimas palabras. Tras pronunciarlas entró en coma y falleció a las tres y media de la tarde del 22 de febrero de 1939. Su madre, que agonizaba en la misma habitación, fallecía tres días después.

1235255119974machadomindn

Han pasado 75 años, pero su legado sigue vivo. Antonio Machado es nuestro poeta nacional, del que más versos se leen y se cantan. Es un claro referente moral, dado su ejemplo cívico y su decidida apuesta por la educación y por la ciencia. Pidió cultura y trabajo. Y nos dijo: "aprended a distinguir los valores falsos de los verdaderos y el mérito real de las personas bajo toda suerte de disfraces".

Su obra cuenta con títulos emblemáticos como los siguientes:

4-campos-de-castilla-antonio-machado-libros-poesia-fnac2126788129802306

Uno de sus poemas más célebres


Retrato


Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla,
y un huerto claro donde madura el limonero;
mi juventud, veinte años en tierras de Castilla;
mi historia, algunos casos que recordar no quiero.


Ni un seductor Mañara, ni un Bradomín he sido
?ya conocéis mi torpe aliño indumentario?,
más recibí la flecha que me asignó Cupido,
y amé cuanto ellas puedan tener de hospitalario.


Hay en mis venas gotas de sangre jacobina,
pero mi verso brota de manantial sereno;
y, más que un hombre al uso que sabe su doctrina,
soy, en el buen sentido de la palabra, bueno.


Adoro la hermosura, y en la moderna estética
corté las viejas rosas del huerto de Ronsard;
mas no amo los afeites de la actual cosmética,
ni soy un ave de esas del nuevo gay-trinar.


Desdeño las romanzas de los tenores huecos
y el coro de los grillos que cantan a la luna.
A distinguir me paro las voces de los ecos,
y escucho solamente, entre las voces, una.


¿Soy clásico o romántico? No sé. Dejar quisiera
mi verso, como deja el capitán su espada:
famosa por la mano viril que la blandiera,
no por el docto oficio del forjador preciada.


Converso con el hombre que siempre va conmigo
?quien habla solo espera hablar a Dios un día?;
mi soliloquio es plática con ese buen amigo
que me enseñó el secreto de la filantropía.


Y al cabo, nada os debo; debéisme cuanto he escrito.
A mi trabajo acudo, con mi dinero pago
el traje que me cubre y la mansión que habito,
el pan que me alimenta y el lecho en donde yago.


Y cuando llegue el día del último vïaje,
y esté al partir la nave que nunca ha de tornar,
me encontraréis a bordo ligero de equipaje,
casi desnudo, como los hijos de la mar.



Algunas de sus frases memorables


Tras el vivir y el soñar, está lo que más importa: el despertar.

Los que están siempre de vuelta de todo son los que no han ido nunca a ninguna parte.

Dicen que el hombre no es hombre mientras no oye su nombre de labios de una mujer.

La primavera ha venido, nadie sabe cómo ha sido.

Cuando nos vimos por primera vez, no hicimos sino recordarnos. Aunque te parezca absurdo, yo he llorado cuando tuve conciencia de mi amor hacia ti, por no haberte querido toda la vida.

El ojo que tú ves no es ojo porque tú lo veas, es ojo porque él te ve.

Versiones musicales que se han hecho de su poesía



http://youtu.be/QHcypSLIp_A

No hay comentarios:

Publicar un comentario