sábado, 30 de noviembre de 2013

Entrevista a José Emilio Iniesta González

Presenta Jose Emilio


Son sus alumnos, y ahora, sus entrevistadores. María y Vicente, alumnos de 4º ESO B, se reúnen en el recreo del jueves para charlar con José Emilio acerca de sus gustos lectores, de sus novelas, de su labor como docente, de sus colaboraciones en diferentes revistas, de la enseñanza de ayer y de hoy, de su gusto por la escritura. Catedrático de Literatura y profesor del instituto durante 10 años, el 15 de noviembre se despide de nosotros como educador. Aunque se jubila y lo veremos con menor frecuencia por nuestro centro, José Emilio promete alguna visita, y entre risas y confidencias, nos ofrece esta entrevista.


Novela José Emilio


Para nosotros es una gran oportunidad poder hacerle una entrevista, ya que es un referente como profesor de Literatura. Así mismo, su trabajo como escritor es fantástico y sabemos que ha publicado varias obras. Díganos:


P: ¿Cómo nace su afición por la escritura?


R: Cuando tenía doce años, me gustaba mucho leer y era un apasionado de Edgar Allan Poe. Al ver que su única novela no tenía final, me puse a continuarla e intentar escribirle un desenlace, aunque no lo conseguí.


P: Durante su época de estudiante, ¿qué libros eran sus preferidos?


R: Me encantaban los relatos de Julio Verne, de Robert Louis Stevenson, me gustaba el Lazarillo de Tormes, La Ilíada y La Odisea de Homero y muchos más.


P: ¿Y en la actualidad? ¿Han cambiado sus gustos?


R: Sí, obviamente he evolucionado. Descubrí a Borges, a Juan Rulfo (…)


P: ¿Cuál es su autor preferido?


R: Tengo demasiados. Me gusta Cervantes, el “maestro” Shakespeare, Thomas Mann, Borges que curiosamente jamás escribió una novela de amor, Antonio Muñoz Molina, uno de los más grandes. Hay demasiados.


P: ¿Se leía antes más que ahora?


R: Sí, sin duda sí. Había clubs de poesía. Una de las primeras cosas que hice cuando fui a la universidad fue apuntarme a un club de poesía; quedábamos por las tardes para recitar poemas de Neruda y muchas más cosas. Era tan divertido y apasionante…


Más de Jose Emilio


P: Sabemos de su incesante labor como escritor de relatos, adaptaciones a cuentos y leyendas para ser representadas por alumnos de secundaria, novelista y colaborador de diferentes revistas de ámbito cultural, ¿qué le ha llevado a desarrollar este trabajo durante todos estos años?


R: A veces, el deseo de evadirme de la realidad, vivo en una época que no me gusta, una necesidad interior de expresarme escribiendo me ha llevado a realizar esta labor.


P: Háblemos de su novela La risa de las mujeres muertas, ¿cómo le surgió la idea de escribir un argumento de esas características?


R: Paseando por el Alcázar de Sevilla, sentí algo que no puedo describir y decidí inventarme una historia sobre el lugar mágico que es el Alcázar…


P: ¿Qué se siente al acabar una novela?


R:Satisfacción, pero un gran vacío, igual que quien sube al Everest. Siento un gran placer pero un gran vacío porque de repente todo se acaba.


P: ¿Cuándo veremos su próxima novela?


R: Cuando los editores quieran (risas). De hecho, ya tengo una novela acabada sin publicar.


P: Sabemos que pronto se retira de su labor docente, ¿cómo recuerda sus inicios en la enseñanza como profesor de instituto?


R: Los recuerdo con cariño, pero también con los problemas que conlleva ser un novato.


P: Usted ha ido viendo los diferentes cambios que ha sufrido la educación a lo largo de su carrera profesional, ¿qué destacaría de cada etapa?


R: Ha ido empeorando en todos los sentidos, se ha deteriorando el respeto y todos estamos inmersos en una nueva incertidumbre, porque cada ministro hace “su reforma”. La educación es una cuestión política, no importa el formarse.


P: A partir de ahora, ¿se dedicará por completo a la escritura?


R: Lo intentaré, y sobre todo, pretendo escribir una novela sobre Larra, a ver si despega ya.


P: Ha estudiado lengua árabe, ¿a qué se debe su interés por esa cultura y, en concreto, por la civilización que floreció en Al-Ándalus?


R: De pequeño me gustaban mucho los cuentos de Las mil y una noches, y cuando fui a la Alhambra me quedé fascinado. Me sentí personaje de Las mil y una noches. Me imaginé que era un príncipe árabe que pasaba una noche allí.


P: ¿Ha pensado en escribir poesía?


R: Tengo poemas publicados, pero después evolucioné.


P: Usted es un gran admirador de Quevedo, ¿por qué?


R: Primero, porque escribía muy bien. Segundo, era un personaje extraño, singular: tenía un gran manejo de la espada, un ingenio mordaz, una lengua casi tan afilada como su espada. Pero Arturo Pérez Reverte me lo ha arrebatado como personaje…


P: Como ya hemos dicho, ha colaborado en varias revistas de carácter cultural, ¿qué ofrecen este tipo de revistas a la sociedad?


R: Algo que por desgracia la sociedad rechaza: cultura. Y de hecho, las revistas con las que he colaborado son muy diferentes.


P: Para finalizar, usted fue coordinador de la revista del instituto, ¿en qué aspectos cree que radica la importancia de una revista escolar?


R: Yo creo que es muy importante. Permite la colaboración, expresión y valoración de la transmisión cultural de los alumnos.


Muchas gracias por concedernos esta entrevista. Para nosotros ha sido un honor tenerle como profesor de Lengua y Literatura. Esperamos poder contar con usted cuando publique su próxima novela. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario